Todo profesional que se digne de serlo puede atravesar por momentos de baja productividad o motivación, pero esto no puede ser de manera permanente. Descubre si te estás estancando en tu actividad con estas pistas.

  1. Ya no aprendes algo nuevo desde hace tiempo
    Toda actividad profesional es mejor cuando ofrece nuevas enseñanzas. Si sientes que no ha llegado nuevo conocimiento a ti tal vez has comenzado a estancarte.
  2. Tu especialidad profesional está en declive
    Si dominas alguna especialidad pŕofesional que ya no es tan solicitada Tal vez sea es momento de buscar nuevos terrenos creativos que brinden oportunidades nuevas.
  3. No te gusta tu trabajo
    Si tu trabajo no te motiva, no te reta y no te ofrece enseñanzas vas a aburrirte pronto y perderás motivación para crecer dentro de su organigrama.
  4. Sólo trabajas por dinero?
    Todos, en diferente nivel, necesitamos ganar nuestro propio dinero, pero no por ello vas a aceptar cualquier tarea que te aleje de tus sueños verdaderos.
  5. Te quejas de tu trabajo
    Si te la pasas quejándote de tu actividad creativa no tengas dudas: es hora de cambiar de aires, trabajo y tal vez hasta de carrera.
  6. No eres líder
    Desarrollar tus propias posturas creativas, defender tus argumentos y marcar las directrices de tu trabajo es parte de tu madurez profesional, si no la adquieres no avanzarás.
  7. No visualizas tu futuro
    No importa qué tan joven seas, es necesario que sepas visualizarte en un corto, mediano y largo plazo para que no te quedes a la mitad de tu camino creativo.