Recibe factornueve.com en tu email

No estas loco, tu perro sí sonríe: UNAM

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Si alguna pensaste que tu perro te sonreía tal vez no estabas equivocado, así lo confirmó Alberto Tejeda Perea, académico de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional Autonoma de México (UNAM). 

De acuerdo con el experto, el proceso de domesticación de los lobos hacia los perros ha tardado cerca de 100 mil años de convivencia con el ser humano, en donde los canes sufrieron una serie de cambios fisiológicos y neurológicos como su sonría.

Aunque aún se desconoce cómo los lobos se transformaron a tal grado que hoy en día una parte de su especie evolucionara y se convirtiera en el animal conocido como”el mejor amigo del hombre”.

Tejada señala que en algunos estudiosos plantean que cada ejemplar tenía diferentes comportamientos, algunos eran más dóciles que otros y lograron adaptarse para vivir entre los seres humanos hasta convertirse en los animales favoritos de miles de personas.

Por medio de etología cognitiva (la cual estudia el comportamiento de los animales) se ha descubierto que los perros comparten estructuras neurológicas muy parecidas a las nuestras por lo que se les realizan más estudios para conocer si tienen las mismas emociones. 

 

También ve: Perro puede reconocer casos COVID-19 con 96% de precisión

 

Tras ello, descubrieron que cuando los lobos se quedaron a lado del hombre y la mujer se volvieron más pequeños, lo que logró que su sistema límbico, encargado de las emociones, mejorará su capacidad para integrarse. 

¿Esto qué siginifca? Que los perros lograron expresar la expresión facial que realizamos al sonreír, a tal grado que imitan a los seres humanos cuando se sienten ‘felices’.

“Si en algo son buenos los perros es en leernos todo lo que es el lenguaje verbal y no verbal, es decir, la parte emocional”, aseveró el experto.

Esto ha sido confirmado con la teoría de las neuronas espejo, que poseen todos los seres sociales, no sólo los perros, e incluso hay algunos que logran exagerar la expresión porque viven en una familia tan feliz que esta expresión los hace sentirse bien.

No obstante, los perros son los únicos animales que pueden sonreír igual que el ser humano, a pesar de que seamos más parecidos a los chimpancés o gorilas, gracias a su musculatura facial y su capacidad de entender la felicidad.

¿Tienen más emociones?

Hasta ahora se han identificado emociones positivas como la alegría y las emociones negativas como el miedo y la agresividad desarrollando los cambios anatómicos de un músculo que los lobos no tienen y que les permite expresarse. 

“Se trata del cambio facial que hacen para convencernos de soy Paquito y soy bueno, dame mi galleta”, dijo Tejeda Perea. 

Aunque aún se desconoce si ellos pueden sentir otras emociones como la vergüenza, empatía o pena, los perros pueden tener el coeficiente emocional de un niño de tres o cuatro.

LEER MÁS 

Crean casas para perritos callejeros con propaganda electoral

Más artículos