En México, actualmente existen cerca de 56 millones de personas que forman parte de la población económicamente activa (PEA). Sin embargo, también hay una gran cantidad de profesionales que no generan ingresos actualmente.

Por ello, la búsqueda de empleo no es sencilla, cada puesto es una competencia dura y por ende hay que llegar con las mejores armas. La más importante es el curriculum vitae, ya que puede determinar si pasas el primer filtro y llegas a una entrevista.

La Head Hunter Alicia Doyle da un vistazo de la relevancia de este, al explicar que los reclutadores son capaces de eliminar a un candidato sólo 10 segundos después de revisar su curriculum vitae.

Generalmente nos concentramos en los datos que debe integrar: nombre, carrera, dirección, teléfono, estudios, especialidades, experiencia laboral, capacidades, etcétera, pero lo cierto es que también debemos determinar y eliminar la parte negativa.

Existen errores que no deben cometerse en el curriculum vitae:

Poco original. Un texto en Word no servirá de mucho si la industria en la que quieres trabajar implica creatividad y originalidad, ahora existen opciones como plantillas mucho más visuales, acompañadas de un book digital, por lo menos.

Repetitivo. El estudio “Global Buzzwords” de LinkedIn identificó las palabras más usadas en los CV y que, por tanto, deberían dejar de utilizarse. Específicamente catalogó cinco: motivado, apasionado, creativo, impulsado y responsable.

Dejarlo a la suerte. Cuando no das continuidad a la entrevista, pueden descartarte. La editora ejecutiva de la página web de Business Insider, Jessica Liebman, compartió en una publicación realizada por el sitio, que contrató a cientos de profesionales bajo su cargo gracias a un simple gesto: enviar una nota de agradecimiento después de su entrevista.

Mentir. Algo que parece lógico pero que muchos no ponen en práctica es mentir, algo que afortunadamente se está erradicando gracias a la inteligencia artificial, que ha irrumpido en el territorio de los recursos humanos. De acuerdo con un informe de Deloitte, el 69 por ciento de las compañías ya está desarrollando sistemas para analizar datos de trabajadores presentes y futuros.