Una vida saludable se puede conseguir con simples acciones que impulsen la tranquilidad, positiva y buena energía de una persona. Para ello, es imprescindible evitar hábitos negativos, pero comunes, que están impactando más de lo que crees en tu salud, ¡conócelos!

Estrés

El Instituto Nacional de Estadística reveló que el 59 por ciento de la población en México es afectada por el estrés. En tanto, la nación mexicana tiene un porcentaje de 75 por ciento, lo que indica que los trabajadores padecen síndrome de burnout o fatiga por estrés laboral. El estrés es de los peores enemigos porque impacta al organismo, ¡evítalo!

Adiciones

Fumar, beber, drogarse… son adicciones que alteran la naturaleza del cuerpo humano y dañan física y mentalmente, pero cualquier exceso es negativo, por ejemplo beber demasiado café o trabajar de más, la clave radica en que ser adicto a algo, jamás será positivo para tu salud.

Sedentarismo

El ejercicio lo hace absolutamente todo por ti. La salud dependen en gran medida de la actividad física, por lo que permanecer sin hacer nada por mucho tiempo es el peor enemigo de la humanidad, atrofia todo.

Apego

Aferrarse al pasado es una de las peores prácticas del ser humano, ya que limita a la persona de vivir nuevas experiencias y por su puesto de crecer. Te mantendrá atado a lo de siempre, a lo ya conocido y no te dejará encontrar mejores maneras para mejorar tu vida.

Soberbia

Creer que lo puedes hacer todo denota una alta autoestima y es admirable, pero esto sólo te atrae muchas responsabilidades al creer que puedes hacerlo todo y mejor que todos. Reconocer que otros son mejores en ciertos ámbitos, te permitirá, además de una dosis necesaria de humildad, soltar actividades que saturan la vida y limitan lo que te hace feliz y te permite una vida sana.