Los 10 países con más ejecuciones en el mundo: Amnistía Internacional

A pesar de estos aumentos, el total de ejecuciones de 2021 constituye la segunda cifra más baja registrada por Amnistía Internacional desde al menos 2010.

Ejecuciones en el mundo Amnistía Internacional.
Foto: Especial.

El nuevo informe global de Amnistía Internacional titulado “Condenas a muerte y ejecuciones”, revela que en 2021 se llevaron a cabo al menos 579 ejecuciones en 18 países, lo que supone un incremento del 20 por ciento respecto al total registrado en 2021. En ese sentido, la organización sostiene que gran parte de este aumento corresponde a Irán, donde se exterminaron a 314 personas aproximadamente, en contraste con las 246 de 2020; su mayor número de ejecuciones desde 2017, invirtiendo la tendencia de descenso interanual desde entonces.

“En muchos países, los gobiernos no publican información sobre el uso que hacen de la pena de muerte. En China y Vietnam, la información sobre el uso de la pena capital está clasificada como secreto de Estado. En 2021, la información disponible sobre algunos otros países, concretamente Bielorrusia, Laos y Corea del Norte  fue escasa o nula debido a prácticas restrictivas del Estado”, detalló Amnistía Internacional.

La lista de los países con más ejecuciones en el mundo engloba a los siguientes:

  1. China
  2. Irán
  3. Egipto
  4. Arabia Saudita
  5. Siria
  6. Somalia
  7. Irak
  8. Yemen
  9. Estados Unidos
  10. Sudán del Sur

Si bien China sigue siendo el mayor ejecutor mundial, aún se desconoce la verdadera magnitud del empleo de la pena de muerte en ese país, al estar clasificados los datos relacionados como secreto de Estado. Las cifras globales de ejecuciones y condenas a muerte excluyen, por tanto, a los miles de personas que Amnistía Internacional cree que han sido condenadas a muerte y ejecutadas en China.

Ahora bien, de las 579 personas ejecutadas el año pasado, 24 de ellas eran mujeres, que representa al cuatro por ciento, en los siguientes países:Arabia Saudita (1), Egipto (8), Estados Unidos (1) e Irán (14). En el caso de Arabia, aumentaron enormemente las ejecuciones registradas, que pasaron de 27 a 65, equivalente a una subida del 140 por ciento.

A pesar de estos aumentos, el total de ejecuciones de 2021 constituye la segunda cifra más baja registrada por Amnistía Internacional desde al menos 2010. Por segundo año consecutivo, el número de países de los que se sabe que han ejecutado a personas fue el más bajo registrado por la organización. En 2019, 2020 y 2021, Amnistía Internacional constató 657, 483 y 579 ejecuciones, respectivamente.

Ejecuciones en el mundo
Fuente: Amnistía Internacional.

EL MUNDO EN CIFRAS…Y LOS MÉTODOS DE EJECUCIÓN

Al finalizar 2021, más de dos tercios de los países del mundo habían abolido la pena de muerte en su legislación o en la práctica. En 108 países se había revocado la pena capital en la ley para todos los delitos, y 144 países la habían derogado en la ley o en la práctica; mientras que en 55 países aún se conservaba la pena de muerte.

Asimismo, Amnistía Internacional registró conmutaciones o indultos de la pena de muerte en19 países:Bangladesh, Botsuana, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Guyana, India, Indonesia, Irán, Malasia, Myanmar, Pakistán, República Democrática del Congo, Sierra Leona, Sudán del Sur, Tailandia, Taiwán, Trinidad y Tobago, Zambia y Zimbabue.

De acuerdo con la organización, los métodos de ejecución más utilizados a escala global en 2021 fueron: decapitación, ahorcamiento, inyección letal y arma de fuego.

Las 11 ejecuciones registradas se llevaron a cabo en Estados Unidos. En el resto de la región de las Américas siguió sin haber ejecuciones por decimotercer año consecutivo. Además, e impusieron 25 nuevas condenas de muerte en tres países: Estados Unidos de América, Guyana y Trinidad y Tobago.

Un elemento importante a considerar respecto al país liderado por Joe Biden, es que Virginia se convirtió en el vigésimo tercer estado abolicionista en Estados Unidos y el primer estado del sur en abolir la pena de muerte. Por tercer año consecutivo, Ohio reprogramó o suspendió todas las ejecuciones previstas.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn