Para Apple, los ingresos provenientes de las ventas del iPhone cayeron de forma importante este año, pasaron de 29.470 millones de dólares durante el mismo periodo del año pasado a 25.990 millones de dólares para este último trimestre, una caída interanual del 12 por ciento.

La estrella de la marca ha sorprendido al mundo con un desempeño ventas cuyo panorama pinta negativamente, pero que puede reivindicarse en cualquier momento gracias a un as bajo la manga que las marcas de smartphones tienen: la red 5G.

El primer cuatrimestre del año reportamos que Verizon Communicactions Inc. comunicó un número histórico porque las ventas de smartphones cayeron a un mínimo que podría presagiar un futuro complicado para el segmento de los teléfonos inteligentes al menos durante 2019.

Y es que señalaron que modelos de 1,000 dólares o más no son atractivos para los consumidores, porque siempre ven lo mismoM: más cámaras, nuevo color, diseño, huellas, iris… ninguna función de fondo, hasta ahora.

Además, comparando el costo de un aparato, el precio de venta resulta muy alto. De acuerdo con Statista, los costos de producción de cada iPhoneXS Max, según estimaciones de la consultora de tecnología IHS Markit, suma un total por unidad de  unos 392,5 dólares (352 euros). En comparación el precio de los teléfonos, es demasiado.

Es por ello que esta nueva red permitirá mayor velocidad en las funciones y por su puesto que quienes no actualizaban su smartphone desde hace tiempo, tengan una verdadera motivación para adquirir un modelo recuente.

iPhone 2020

Para ello se concentrarían en esa característica para el iPhone 2020.  El analista Ming-Chi Kuo acotó que los terminales premium de Apple incorporarían la 5G durante el próximo año, para que llegue al resto de la gama durante 2021. Su teoría indica que Apple utilizaría la tecnología de Qualcomm para el primer tier de iPhone en 2020 y que la migraría hacia sus chips 5G en años posteriores.

Además de eso, nuevos ejemplares que incorporarían una nueva tecnología para detectar huellas dactilares por medio de ondas sonoras, algo que ya se ha visto en algunas patentes.

Apple se habría convencido de que el futuro está en los sensores hápticos como en el iPhone XR, por lo que el 3D touch estaría out. Aunque el Touch ID regresaría y el Face ID, que señalaron como más preciso, se iría de los nuevos modelos.

Finalmente, la noticia de hoy se concentra en las pantallas. Todos los nuevos iPhone van a contar con panel OLED en sus pantallas.

Sus competidores lo siguen de cerca. Samsung, la compañía líder en el segmento de smartphones prepara su apuesta del año. Samsung Electronics publicó resultados de sus ganancias del segundo trimestre del 2019 y las ganancias operativas cayeron un 56 por ciento interanual a 6,6 billones de wones.

El Galaxy A90 representa un factor muy importante para la marca, una apuesta que puede ayudar a las cifras no sólo de la compañía, sino del segmento, sobre todo porque es una apuesta que apunta al 5G, entonces tendría dos productos enfocados a la nueva tecnología.

El nuevo iPhone marcará tendencia y hay que estar al tanto de lo que ocurre con él aún cuando no se adquiera, pues representa el estándar que otras marcas seguramente tratarán de alcanzar y que por ende es un modelo que mostrará las novedades que podemos encontrar en los nuevos smartphones en un futuro cercano. El modelo de Apple y el de Samsung son sin duda artículos que se deben seguir de cerca y que el consumidor y las marcas no deben perder de vista por ningún motivo.