Gobierno de la CDMX propone días para abastecer tanque de gasolina

Claudia Sheinbaum, señaló que dicho calendario ayudaría a una mejor coordinación y evitar así los largos tiempos de espera para restablecer el servicio de Pemex.

0
141

Luego de los días que han vivido 11 estados de México con el desabasto de gasolina, el Gobierno de la Ciudad de México recomendó días para la carga de acuerdo con el color del engomado y número de placas. 

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, señaló que dicho calendario ayudaría a una mejor coordinación y evitar así los largos tiempos de espera para restablecer el servicio de Pemex. 

“Con el objeto de facilitar el proceso de abastecimiento de combustible solicitamos el apoyo de la ciudadanía para surtir de gasolina su vehículo de acuerdo al siguiente calendario”, señala el texto. 

Otra medida para los automovilistas fue la ampliación del periodo de verificación para las placas con terminación 5 y 6 o engomado amarillo hasta el 15 de marzo. 

Además, se confirmó que todo aquel que sea sorprendido en reventa del combustible se hará acreedor de una sanción económica “o con prisión preventiva por violar la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos“. 

El comunicado también señala que las gasolineras tienen prohibido dar servicio a personas que acudan a éstas “con recipientes que no cuenten con los mecanismos de seguridad adecuados para su almacenamiento y traslado. (Plásticos, vidrio, PET, bidones, garrafones, entre otros)”.

En México se consumen cerca de 190 millones de litros de gasolina todos los días, convirtiendo al país en el cuarto consumidor más grande del mundo, según cifras de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

La historia del engomado

Implantado en la Ciudad de México el 20 de noviembre de 1989 como una medida temporal, el programa Hoy No Circula, conocido en sus inicios como “Un Día sin Auto”.

Su objetivo inicial fue reducir la circulación de la quinta parte del parque vehicular, que había llevado a registrar niveles de ozono hasta 90 por ciento por arriba de lo señalado por las normas ambientales.

Posteriormente, en 1990 el entonces denominado programa temporal pasó a ser permanente y evolucionó a uno más moderno, acompañado de un programa de verificación.

Para 1997 y con el fin de fomentar el uso de convertidores catalíticos que ayudaran a reducir las emisiones, se redefinió el programa con la emisión de las calcomanías “cero” y posteriormente en 2011 se extendió el programa al “Hoy no Circula Sabatino”.

La penúltima modificación del programa tuvo lugar en 2015, cuando se determinó que no sería la antigüedad de los vehículos la que determinara la emisión de calcomanía cero, de manera que un importante número de vehículos con calcomanía 1 volvieron a circular al hacerse acreedores al engomado cero por su nivel de emisiones.

Hoy en día, ciudades como Santiago, en Chile; La Paz, en Bolivia; Sao Paulo, en Brasil; Londres, en Inglaterra; así como diversas urbes de China e Italia aplican programas de restricción vehicular similares al Hoy no Circula, en la búsqueda de reducir los niveles de emisiones dañinos para la salud y el medio ambiente.

Pero este martes inició una nueva modalidad emergente del programa “hoy no circula”, el cual durará hasta el 30 de junio, luego de que en marzo pasado se rebasaron los niveles históricos de emisiones que llevaron a declarar Contingencia Ambiental durante la tercera semana de marzo, situación que no se presentaba desde hacía más de una década.

Lo anterior viene a revertir los logros alcanzados hasta 2012 cuando la Secretaría del Medio Ambiente del entonces Distrito Federal reportó un récord histórico al alcanzar 220 días con niveles de ozono inferiores al límite máximo permitido por las normas ambientales que es de 100 puntos de ozono.

Sin embargo, al llegar 2015 la situación comenzó a presentar una reversión de manera que ese año la calidad del aire obligó a las autoridades a activar el programa de precontigencia ambiental en siete ocasiones.

 Esta cifra fue considerada un récord negativo en relación con los 10 años anteriores al alcanzar incluso más del doble de contingencias declaradas respecto a 2014 cuando se tuvieron tres.

Regístrate a nuestro newsletter