Todas las personas quieren hacer crecer su patrimonio. Al final, les puede permitir tener una vida más cómoda y abundante. La inversión inmobiliaria es una de las herramientas que permiten alcanzar estos objetivos de manera segura. Especialmente para las personas jóvenes, pueden ser un proyecto a largo plazo muy provechoso. Pero a pesar de ser desarrollos sólidos y confiables, no están 100 por ciento libres de riesgos.

Lo cierto es que siempre habrá condiciones que se deben revisar antes de arriesgar el patrimonio en una inversión inmobiliaria. Esto es porque, si llega a suceder algo con un proyecto, se pueden perder una buena parte de los recursos financieros. En especial cuando existe un crédito hipotecario de por medio. Así como una buena iniciativa de bienes raíces puede asegurar un gran futuro a largo plazo, puede ser un gran problema a corto plazo.

El riesgo de no revisar correctamente una inversión inmobiliaria

Para la gran mayoría de las personas, el riesgo de un proyecto de bienes raíces están en el aspecto financiero. Antonio Mijares, Director de Crediaccess – Broker de Créditos Hipotecarios para RE/MAX México apunta que comprar una vivienda es una de las decisiones más grandes en la vida. Por eso mismo, una inversión inmobiliaria es un compromiso económico enorme. En este sentido, es crucial elegir una hipoteca adecuada a las capacidades de pago.

Nuestra recomendación es hablar con un asesor financiero experto en el tema, ya que te podrá ayudar a definir tu capacidad de endeudamiento para una hipoteca. Recuerda que la regla general es destinarle aproximadamente el 30 por ciento de tus ingresos [a la inversión inmobiliaria]. Adicionalmente te tienen que explicar los costos adicionales. Como por ejemplo seguros, comisiones, gastos notariales, etcétera.

El experto para RE/MAX recuerda que no estar bien asesorado significa contratar un producto hipotecario no adecuado para la inversión inmobiliaria. Lo anterior implicaría correr el riesgo de enfrentar tasas moratorias, entrar al buró de crédito e incluso perder el desarrollo de bienes raíces.