Como un especie de ironía, este día se celebra el Día Mundial de la Bicicleta mientras que la Ciudad de México sufre de un caos vial provocado por una protesta generalizada impulsada por taxistas.

Por causa de esta situación, se ha visto una aglomeración de personas atípica en sistemas de transporte como Metro y Metrobús, mientras que las vías en las que circulan automóviles particulares también se han paralizado.

En medio de tal situación, pocas personas han reparado en la importancia de un medio de transporte amable con el ambiente, cuyo uso representa una estupenda rutina de ejercicio, que propicia un ahorro económico real para la movilidad y que ahorra también el tiempo de las personas: la bicicleta.

Fue a partir de abril de 2018 que la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió conmemorar el 3 de junio como el Día Mundial de la Bicicleta dada la importancia que este método de transporte de bajo costo ha adquirido con el paso de los años.

En la Ciudad de México, por ejemplo ​el 35.9 por ciento de los hogares de la Ciudad de México y Área Metropolitana, de un total de 5.9 millones, cuenta con una bicicleta. Más de 2 millones 118 mil bicicletas, pero no todos lo usan como un transporte habitual.

Sin embargo, sí ha crecido la infraestructura para los ciclistas, que en la actualidad cuenta 170 kilómetros de vía a través de 25 diferentes ciclopistas, mientras que se calcula que en la urbe hay unos 340 mil ciclistas regulares, es decir, que utilizan este medio de transporte de manera frecuente.