Con el objetivo de erradicar la violencia en las mujeres se conmemora el Día Naranja. Esto después que fueran asesinadas las hermanas Patria.

Minerva y María Teresa Mirabal se encontraba en una posición opositora al regímen de Rafael Leónidas Trujillo, en 1981 bajo las ordenes de este dictador ambas mujeres perdieron la vida. Fue entonces que, durante el primer encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, celebrado en Bogotá, Colombia, se decidió que se conmemoraría su memoria el 25 de noviembre.

Posterior a esto, Ban Ki-moon, el secretario general de la ONU arrancó la campaña naranja ÚNETE en el 2008, con la intención de luchar contra la violencia contra las mujeres y niñas, estableciendo que cada 25 del mes, sería el Día Naranja.

Según datos de la misma organización el 35 por ciento de las mujeres a nivel mundial han sufrido de violencia física y/o sexual por parte de su pareja o por otra persona. Y anexa a esta información resalta que algunos estudios nacionales han arrojado hasta el 70 por ciento de mujeres violentadas.

Sucede que cada vez es más preocupante esta situación, tan solo en México 9 mujeres son asesinadas cada día en México, con base en datos de la ONU. Es por esto que muchas mujeres han decidido manifestarse en calles para exigir que los gobiernos hagan algo al respecto.

En nuestro país se realizo una mega marcha en agosto, donde mujeres mostraron su descontento con la posición de las autoridades hacía los feminicidios y la violencia en general que vive la mujer mexicana.

¿Qué esta haciendo el gobierno para erradicar la violencia en México?

El Programa Integral para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres que se creo en el 2014, tiene el objetivo de hacer efectivos los derechos de las niñas, adolescentes y mujeres.

Sin embargo, del 2015 a la fecha se han contado 3, 200 feminicidios a nivel nacional. Solo en el mes de enero de este año se registraron 470 casos de a cuerdo con datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNP).

Los feminicidios son las muertes ocasionadas a mujeres por el simple hecho de ser mujeres. Un estudio plurinacional realizado por la ONU en países de Medio Oriente y África del Norte, entre el 31 y el 64 por ciento de los hombres afirmaron haber incurrido alguna vez en estos hechos de violencia.

Los resultados arrojaron que durante la infancia los hombres que son víctima de violencia son más propensos a realizar actos de acoso en la calle cuando crecen. O sí son testigo de violencia de su padre a su madre, es probable que repitan este acto. 

Esta es la prueba de que todavía falta mucho por hacer y que todos, tanto hombres como mujeres, debemos contribuir y trabajar para que la violencia de genero deje de ser un problema y motivo de miedo en las mujeres.