Esta fecha se ha instituido como el Día Internacional de la Tierra y la ocasión se presta para tomar conciencia acerca de las urgencia por realizar acciones concretas para su conservación.

La verdad es que casi siempre se pueden realizar actividades muy efectivas cuando existe un verdadero compromiso por el ambiente y una voluntad para generar un cambio ejemplar.

Separación de basura. En diferentes lugares, como la la Ciudad de México, hoy ya es obligatorio separar los residuos sólidos. Existen distintas clasificaciones con base en la composición de la basura, pero lo general es que se separen los desperdicios entre entre orgánicos e inorgánicos.

Reutiliza aquellos productos que puedas reutilizar. A veces sólo basta con que cambien de manos para seguir ofreciendo un vida útil, además de que generas que la economía no tenga fugas en gastos innecesarios.

Apaga las luces. Es mucha la energía desperdiciada cuando no apagamos adecuadamente las luces o dejamos diferentes aparatos encendidos. Transmite la cultura del ahorro de recursos iniciando con la energía en general.

Consume productos de origen natural. Opta por productos naturales, los cuales también garantizan una mejor salud. Escoge lo orgánico, que para uso no requirió de fertilizantes, aditamentos y otros elementos contaminantes.

Ahorra agua. Esto lo puedes aplicar desde el consumo de agua al bañarte o cepillarte los dientes hasta el cuidado de no tener fugas en casa.

Transpórtate con responsabilidad. Claro que no todos están en condiciones de hacerlo, pero quienes sí tienen la posibilidad deberían aprovechar el uso dela bicicleta y otros transportes ligeros no contaminantes. También se puede compartir el auto o utilizar el transporte público.

Evita el uso desmedido de plásticos. Usa tus propias bolsas para comprar cosas. evita envases de unicel y otros materiales que no se reincorporan a la naturaleza.

Luz natural. Abre las ventanas, aprovecha los horarios de verano y aprovecha la sol solar mientras sea de día para reducir el consumo de energía eléctrica.

Reforesta. ¿Hace cuánto que no siembras un árbol? ¿O nunca lo has hecho? Deberías hacerlo y volverte responsable del cuidado de ese ser.