Cuidado, estos alimentos que parecen sanos te roban energía

0
372

Para nadie es un secreto que el desayuno es el alimento principal. Diversos especialistas indican que la primera comida del día es vital para tener la energía necesaria que la jornada diaria demanda.

No obstante, ante ritmos de vida cada vez más acelerados, resulta complicado seguir un régimen alimenticio en el que porciones y horarios se respeten.

Asumir un estilo de vida más saludable se ha convertido en una preocupación para la mayor parte de la población; sin embargo, en este camino es posible apostar por alimentos que antes de beneficiar, restan energía.

Así lo define un estudio realizado por Healthline, el cual enumera una serie de alimentos que no dejan trabajar el cuerpo al 100 por ciento:

Pastas, arroz y pan blanco

Aunque se trata de alimentos que cuentan con un alto índice de carbohidratos, por lo general están hechos con una gran cantidad de granos procesados, mismos que se absorben más rápido que los granos enteros y provocan un desajuste en los niveles de azúcar e insulina, lo cual provoca una baja de energía.

Yogur

LAs versiones endulzadas de este producto, contienen niveles elevados de asparíamos y sucralosa, sustancias que inflaman el estómago y alteran al grado de hacerlo trabajar de manera más pesada y lenta. La recomendación es consumidor yogur natural y endulzarlo con miel así como adicionarlo con cereales naturales y frutos secos.

Jugo de najaranja 

Lo mejor es tomar un sólo vaso de jugo natural. Exceder esta cantidad puede ser generador de obesidad por los altos niveles de azúcar que posee, mientras que cuando se consumen jugos embotellados, sus componentes como colorantes, saborizantes artificiales y jarabe de maíz de alta fructuosa, reemplaza a la fibra, antioxidantes y fitoquímicos que se encuentran en la fruta natural, lo que de manera natural resta energía.

Bebidas energéticas

Aunque en un principio ofrecen una dosis de energía, su efecto es pasajero y tiende a rebotar. Cuando esto sucede, la energía cae de manera brusca y hace sentir a quien las consume más cansado que antes de ingerirlas.

Además, tomarlas con frecuencia pueden causar ansiedad, temblores o palpitaciones del corazón debido a la cafeína.