Hoy en día el consumo de la soya es muy común y esta semilla se posiciona como un alimento saludable que, por su alto contenido en proteína, mejora el colesterol y el estilo de vida de quien lo consume. Sin embargo, existen diversos medios que difieren de esta idea.

Por ejemplo, la revista The Ecologist en su artículo de 2012, “El lado oscuro de la soja: cómo una súper cosecha se perdió”, menciona que esta semilla es perjudicial para las personas con hipotiroidismo, recién nacidos y mujeres con cáncer.

Esto es retomado y actualizado por el portal Medline Plus, Información de salud para usted, reproducido por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, conocida como la biblioteca de medicina más grande del mundo. Aquí se asegura que la soya es un fuerte preventivo contra el cáncer y auxiliar para controlar los síntomas de la menopausia, siempre y cuando no se use de forma frecuente y excesiva.

Y es que al saber que esta semilla es tan saludable y un alternativo para mejorar la alimentación muchas personas aumentan su consumo sin saber que su uso excesivo podría afectarlos más que beneficiarlos. De este pensamiento surgen productos procesados que prometen brindar todos los beneficios de la soya como barritas, polvos de proteína, imitadores de carne.

De acuerdo a esto, The Ecologist señala que el uso de leche de soya en recién nacidos podría afectar su desarrollo y esto por las isoflavonas, que son muy similares a la hormona de estrógeno que generamos los humanos, en su lugar, el portal recomienda dar leche materna a un bebé hasta los seis meses de nacido.

Además, el portal de Mayo Clinic, con sede en Florida, Arizona y Minnesota, asegura que las personas con hipotiroidismo deberían evitar la soya, pues esta interfiere en la capacidad en la que el cuerpo absorbe el medicamento. De no poder evitarla recomienda esperar 4 horas para su consumo después de tomar los respectivos medicamentos.  

Ante estas situaciones y en general Medline Plus recomienda que la soya se coma en su estado puro o productos integrales como el tofu, tempeh o miso, sobre los productos procesados que solo contienen proteínas aisladas y no los verdaderos nutrientes de la soya.

Entonces, ¿Que beneficios tiene la soya?

Nuestra intención no es satanisar la soya o prohibir su consumo, ya que esta semilla es rica en fibra , vitaminas y minerales que brindan muchos beneficios al ser humano, de hecho, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) recomienda consumir 25 gramos diarios de soya, con la finalidad de reducir los niveles de colesterol y problemas cardiacos.

Y es que su bajo nivel glicémico convierte a la soya en la principal alternativa para personas con obesidad y diabetes.

Anexas a estos existen beneficios estéticos, de acuerdo a la revista Vanidades, la soya en un fuerte antioxidante, que hidrata y da un mejor aspecto a la piel, brindándole suavidad y brillo. Además de promover el crecimiento capilar.

Nuestras recomendaciones para disfrutar de estos beneficios de la soya es, contar con una ingesta moderada y en su forma natural. Considerando siempre que el uso excesivo de esta puede afectar la salud y empeorar ciertas enfermedades, ya mencionadas.