¿Cómo fortalecer el sistema inmunológico ante la tercera ola de Covid?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿Cómo fortalecer el sistema inmunológico ante la presencia de nuevas variantes por Covid?

los peores enemigos de la salud
Imagen: Bigstock

La pandemia no ha terminado y por ello es importante hablar de los cuidados que debemos seguir tomando, así como las formas para poder fortaleces nuestro sistema inmunológico, pues si bien mantenernos en casa fue una alternativa que medianamente funcionó a inicios de pandemia. Ahora queda claro que o podemos parar nuestra vida, y debemos continuar con nuestras actividades, así como aprender a coexistir con el Covid.

Por ello es importante adaptar nuestra convivencia, actividades y demás ante la pandemia. Así que estos son algunos tips para poder mejorar tu sistema inmune.

El sistema inmunológico se puede fortalecer desde temprana edad, además de contar con la capacidad de adaptabilidad ante cambios de ambiente. Además es importante que durante esta etapa se fortalezca para así tener adultos más saludables. Así en caso de contraer alguna enfermedad respiratoria, la recuperación será más rápida.

¿Cómo funciona el sistema inmunológico?

Es importante conocer el funcionamiento del sistema inmune para saber cómo cuidarlo. Hay que comenzar por entender que se le llama así, debido a que diferentes órganos, tejidos y células forman una red para crear el sistema inmune innato y el sistema inmune adaptativo.

Ahora bien, el innato, es heredado genéticamente por nuestros padres, y se construye desde que estamos en el útero, por lo cual se activa desde nuestro nacimiento. Esta es la primera línea de defensas contra sustancias extrañas.

¿Cómo reconozco al sistema inmune? Muy fácil, este está presente cuando toses, estornudas, lagrimeas, sudas… Se encuentra en todo nuestro cuerpo y tiene la función de protegernos de entes extraños.

Sin embargo, nuestro sistema inmune no es un “todo poderoso”, a veces algunas bacterias, virus o antígenos logran cruzar la barrera defensiva y se enfrenta al sistema adaptativo. 

Este sistema cumple con adaptarse ante las sustancias ajenas a nuestro cuerpo para construir y clasificar defensas y combatirlas.

Aquí encontramos las llamadas células o linfocitos T y B, las cuales no solo reconocen a los invasores de nuestro cuerpo, sino que también tienen la función de recordar cómo luchar contra ellos, formando las famosas “defensas”.

Así que mientras el sistema inmunitario de un bebé es completamente inmaduro, el de un niño está formando una gran cantidad de linfocitos mientras interactúa con su medio ambiente , por ello es importante permitirle a los menores que exploren y creen estas defensas. Además, estos recuerdos en las células también se forman mediante otro método: la vacunación.

Nuestro cuerpo tiene la capacidad de enfermar y curarse, así como  recordar cómo fue que venció al virus, por ello es que muchas personas son antivacunas, pero ese es otro debate.

Sin embargo, gracias a este proceso celular, las personas contienen más información sobre las enfermedades. Por ello es que es menos común que un adulto o adolescente enferme de catarro a diferencia de un niño, ya que su sistema. a aprendido a reconocer y atacar esos antígenos.

Aún así, es importante fortalecer al sistema inumológico, pues aunque este cuenta con gran capacidad de defensa, nosotros podemos darle una ayuda.

¿Cómo fortalezco mi sistema inmune?

El sistema inmunitario se fortalece a través de un estilo de vida saludable, el cual se compone del ejercicio y la alimentación, así como el consumo de suplementos de micro nutrimentos.

Por lo cual realizar actividad física diariamente ayuda a disminuir la probabilidad de enfermar, además de mantener huesos sanos y fuertes, además de favorecer la eliminación de bacterias de los pulmones y las vías respiratorias.

Los alimentos son clave para mantenernos sanos, y contribuyen en gran medida al desarrollo y funcionamiento adecuado del sistema inmune. Al punto que el déficit de alguno de ellos, como el hierro, selenio, zinc, vitaminas A, C y E, entre otros, puede inhibir la función inmunitaria.

La vitamina C, contiene  propiedades antioxidantes que ayudan a mejorar  la respuesta del sistema inmune, además de proteger el sistema respiratorio inferior. Por ello es común que al enfermar nos digan que comamos naranjas, fresas y alimentos altos en vitamina C.

¿Qué alimentos contienen vitamina C?

  • Frutas cítricas (por ejemplo: naranjas y pomelos/toronjas) y sus jugos, así como pimientos rojos y verdes y kiwi, ricos en vitamina C.
  • Otras frutas y verduras, como brócoli, fresas, melón, papas horneadas y tomates, que también contienen vitamina C.
  • Algunos alimentos y bebidas fortificadas con vitamina C. Lea la etiqueta del producto para saber si un alimento contiene vitamina C agregada.

Además de esos alimentos, se puede tomar o implementar el uso de vitaminas en pastillas.

Ahora ya sabes cómo cuidar tu sistema inmunológico.

 

Tal vez te pueda interesar:

¿El ejercicio puede crear nuevas neuronas? Esto dice la ciencia

¿Qué hacer para recuperarme de las secuelas post covid?

“No está demostrado que variante Lambda sea más agresiva”: Gatell

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn