También te puede interesar

Las temperaturas suben y cada vez más se nos reseca o daña la piel. El sol es el primer factor a tomar en cuenta por qué nuestra piel es propensa a sufrir por los rayos UV del sol. Te decimos aquí cómo cuidar tu piel en épocas de calor.

Aléjate de la resolana

Para mantener una piel saludable y evitar esas manchitas molestas. Evita ponerte al sol pero a toda costa, evita estar fuera mucho tiempo sin protección de la resolana. Aplica una crema solar con un SPF adecuado a tu tipo de piel. Cuando salgas opta por ponerte una gorra y así tu piel no estará expuesta 100% al sol.

Utiliza un buen jabón

La limpieza es elemental para igual hidratar tu piel, y el uso de este puede hacer que tu piel luzca resplandeciente. Busca algo que vaya acorde al tipo de piel que tienes. De igual forma usa un jabón suave, si usas productos demasiado fuertes tu piel se puede llegar a sentir extremadamente seca y molesta.

Hidrata tu piel a diario

Al igual que la limpieza de tu piel es importante debemos de tomar en cuenta que el hidratarla es mucho más. Un tip muy bueno es que cuando estés en la ducha utilices un buen exfoliador primero para dejar caer esa piel muerta, después de tu ducha es esencial ponerte una crema hidratante.

Poder vitamínico

las vitaminas no solo son fundamentales en nuestra alimentación, sino que también son un aporte al cuidado de nuestra piel. La vitamina C en particular toma un rol importante en la pelea diaria contra el envejecimiento. Es por eso que debemos cuidar nuestra alimentación para tener una piel sana.