Ya está muy cerca el Buen fin y varios mexicanos aprovechan esta fecha para economizar en sus compras. Con la participación de más de 60 000 empresas, este se llevará a cabo del 15 al 18 de noviembre

Y aunque es una buena oportunidad para encontrar grandes promociones, también puedes salir perjudicado. De acuerdo con cifras de la PROFECO el año pasado se recibieron 494 reclamaciones por motivos de incumplimientos de ofertas o promociones, 138 reclamaciones por publicidad engañosa y 118 no respetaron los precios

Es por esto que recomendamos planear tus compras desde antes, es necesario tener claro que necesitas y que deseas antes de ir a comprar. El crear un presupuesto te ayudará a no gastar más de lo necesario. 

Verifica los precios, antes y durante el Buen fin, al tener ya pensado que vas a comprar te dará tiempo de comparar precios y promociones. Anexo a esto puedes seguir diferentes marcas. 

El ahorrar y poder pagar de contado, evitara que te endeudes durante el Buen Fin o bien puedes buscar las mejores promociones que se ajusten a tu disponibilidad de pago. 

Promociones. 

La PROFECO recomienda conocer y estar pendiente de las promociones y conocerlas. Por ejemplo, están los “meses sin intereses” que te permite dividir el pago en 3, 6 o hasta 12 meses, es importante que te estipulen que son a intereses. 

Descuentos directos al realizar el pago (50 porciento, 20 porciento), descuentos sumado (50 por ciento más 20porciento) que ambos se descuentas sobre el precio inicial y no juntos. 

Otro beneficio son las bonificaciones en tarjetas de lealtad o monedero en efectico. Pero todas estas ofertas deben ser aprovechadas con responsabilidad. 

¿Cómo aprovechar las ofertas sin gastar más de lo planeado? 

Algunas promociones te regalan más producto (2×1, 3×2), este puede sonar tentador, pero necesitas considerar si necesitas estos productos extra. Junto a esto debes pedir especificaciones de términos y condiciones de la compra. 

Esto también es importante cuando compras con internet. Debes checar que el portal donde compres inicie con “https” y juntos tenga un candado cerrado que te permita acceder al certificado vigente. Esta página debe tener claros los datos del proveedor (domicilio físico, correo y número para reclamaciones). 

Puedes consultar en el portal de PROFECO el registro de tiendas virtuales, para saber si la tienda cumple con lo mencionado.