¿Cómo ahorrar en la cocina? Pon en práctica estos consejos clave

0
272

A la hora de gestionar un hogar, el ahorro se debe hacer en todos los aspectos y la cocina no iba a dejar de ser uno de ellos. Si quieres aprender a saber cómo ahorrar en la cocina, no dejes de leer porque te vamos a ofrecer una serie de consejos fundamentales con lo que podrás lograrlo de forma sencilla.

1.- Planea tus compras

Sin duda alguna, el supermercado es una tentación para el comprador despreocupado ya que suele llenar el carrito con todo aquello que le entra por los ojos y que luego repercute en su economía al pasar por caja.

Así que lo mejor es que, cuando acudas a hacer la compra, debes planificar bien tu compra, calculando antes de nada cuántas comidas servirás al día y todo lo que necesitarás para ellas. Haz primero una lista con todos los artículos que siempre debes tener a mano y luego una lista con las comidas e ingredientes que te harán falta para prepararlas.

Y nunca te dejes seducir en el supermercado por las “ofertas especiales”. Así que antes de caer en la tentación, comprueba que necesitas el producto ofertado en cuestión y que es más barato que la propia marca del supermercado.

2.- Trucos para la cocina

Y ya después de haber realizado la compra, en la cocina debes saber que el costo real del combustible que se gasta en la preparación de los alimentos puede reducirse hasta el punto de suponer una notable diferencia en el presupuestos doméstico. Así que si quieres ahorrar mientras cocinas, pon en práctica estos trucos:

  • Cuece las verduras al vapor en una olla especial, así podrás hacer dos cosas diferentes a la vez, una arriba y otra abajo.
  • Nunca enciendas el horno para hacer una sola cosa. Ten en cuenta que la preparación que necesita más calor tendrás que colocarla en la parte superior.
  • Si vas a hervir agua, pon en el cazo solo la mitad de la cantidad que necesitas.
  • Aprovecha que enciendes el horno para calentar algún plato o alimento como, por ejemplo, el pan.
  • Prepara más cantidad de alimento cada vez que cocines y congela el resto en porciones.
  • Aunque no lo creas, el consumo del congelador es mucho mayor si está más vacío. Así que si es necesario, rellena los espacios vacíos con cajas o cartones de leche llenos de agua.