Recibe factornueve.com en tu email

¿Cada cuánto se debe lavar un cubrebocas de tela?

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Cuándo lavar o deshechar los cubrebocas?

  • Cubrebocas de tela

La OMS sugiere lavar los cubrebocas de tela con jabón o detergente, y preferiblemente en agua caliente, al menos a 60 ºC, como mínimo una vez al día. En caso de no ser posible lavar la mascarilla con agua caliente, lavela con jabón o detergente en agua a temperatura ambiente y, a continuación, hierva la mascarilla durante un minuto.

En caso de estar deteriorados por el uso y presenten desgarros o agujeros, se sugiere no utilizarla y desecharla en la basura.

 

Los cubrebocas médicos o quirúrgicos e incluso los autofiltrantes como el N95 son de un solo uso, por lo que estos no deben utilizarse si han sido usados previamente y conviene desecharlos de inmediato y preferiblemente en un recipiente sellado, señala la Organización.

Si las mascarillas de este tipo presentan desgarros o agujeros, se recomienda no utilizarla y desecharla. Así como si ésta se encuentra húmeda o sucia.

 

 

 

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los cubrebocas médicos tienen un periodo de vida de cuatro horas aproximadamente, y los N95 de 24 horas continuas, sin embargo, se recomienda  utilizarla por periodos no mayores a 12 horas.

Si se utiliza de forma intermitente, por un par de horas y se retira, se puede alargar su periodo de vida de 48 a 72 horas, al reutilizarla lo ideal es meterlas en bolsas de papel, nunca de plástico porque generan humedad, ponerlas en áreas donde no les caiga nada encima para que no pierdan su forma original, indica el IMSS.

  • La eficacia de las mascarillas dependerá del uso, manejo y durabilidad de los materiales con los que se encuentran hechos.

Mal uso del cubrebocas

Un mal uso del cubrebocas implica no seguir las indicaciones básicas que autoridades sanitarias como la Organización Mundial de la Salud (OMS), han sugerido. Aumentando el riesgo de contagio de COVID-19 y otras enfermedades.

Algunas prácticas del mal uso del cubrebocas:

  • No lavarse las manos antes de colocarse y después de quitarse la mascarilla
  • Tocar el cubrebocas cuando se trae puesto
  • No cubrir nariz y boca
  • Portarlo en la baribilla, cuello, cabeza, muñeca, brazos u otro lugar diferente a la nariz y boca
  • Tirar los cubrebocas a la calle o sin tener cuidado del tipo de residuos
  • No lavar frecuentemente los cubrebocas de tela
  • Reutilizar las mascarillas desechables
  • Usar cubrebocas sucios o húmedos
  • Compartir las mascarillas

 

 

 

TAMBIÉN LEE:

Cubrebocas N95 funciona menos que cubrebocas de tela

Más artículos