La época decembrina es es una de las importantes del año, en ella se desarrollan muchas actividades que estimulan la participación de millones de personas. En México, por ejemplo, además de las celebraciones de Navidad y Año Nuevo, se destacan las Posadas.

Sin duda, es una de las temporadas en el año que más fomentan el consumo, son días en los que los consumidores aumentan de forma considerable el gasto en regalos, celebraciones, y entretenimiento.

Basta con citar datos de la Procuraduría Federal de Consumidor, que refiere que los mexicanos destinan un 28 por ciento de sus aguinaldos para adquirir regalos en Navidad, con lo que el 35 por ciento de los consumidores compra entre uno y tres regalos en promedio.

Mucho tiene que ver el ánimo festivo y, algunos de los protagonistas más importantes de estas fechas: las niñas y niños que esperan ansiosos año con año la llegada de Santa Claus.

No atentes contra Santa o perderás

Pero, parece que en Estados Unidos esto no fue suficiente para una profesora sustituta que trabajaba en una primaria de Nueva Jersey, pues cometió uno de los peores errores que se pueden cometer en esta temporada.

De acuerdo con diversos reportes de medios locales, la profesora -por razones desconocidas- decidió decirle a sus alumnos que no existen Santa Claus, el Conejo de Pascua, ni el Ratón de los Dientes.

Según la información divulgada, algunos padres han compartido el daño emocional que han manifestado los niños, a través de redes sociales y en entrevistas con medios locales.

La lección que nos deja este hecho, es que aunque conforme vamos creciendo la creencia en Santa Claus suele desvanecerse, esto no quiere decir que todos o la mayoría de las personas dejen de creer en el personaje barbado, regordete y con traje reojo.

Por ejemplo, en Estados Unidos, una encuesta reciente publicada por Statista refiere que, si bien el 61 por ciento de las personas de 61 año o más afirman categóricamente que el amigo del Polo Norte no existe.

Sin embargo, un 51 por ciento de las personas entre 18 y 29 años dicen firmemente que Santa sí existe; entonces es muy probable que entre el público infantil el porcentaje incremente.

La realidad es que dañar la percepción de los niño respecto al personaje barbado, no sólo afecta aspectos económicos y de consumo, pues son ellos actores principales de la temporada navideña, lo más importante es que afectan entorno social y emocional.