Recibe factornueve.com en tu email

Anna Sarelly lleva más de 24 horas siendo tendencia gracias a su vino con olor a ¿orines?

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

En redes sociales los usuarios de twitter principalmente hicieron tendencia y se quejaron por la mala calidad de su vino de Anna Sarelly, la youtuber que hace unos años criticó el maquillaje de Yuya.

Las redes sociales pueden ser muy beneficiosas para los influencers y artistas, pero también les pueden traer muchos dolores de cabeza y hasta depresiones. Esta ocasión lo está viviendo la youtuber Anna Sarelly, quien ha sido denunciada por fraude, algo que muchos internautas aseguran puede tener muy feliz a Yuya.

Sarelly recientemente se convirtió en emprendedora con una marca de vinos, pero al parecer los usuarios y clientes no están del todo felices, pues la youtuber ha sido denunciada en redes por vender productos de mala calidad y reetiquetados, con botellas de pegajosas, rotas e incluso con olor a orina.

 

 

¿Por qué Yuya y Anna Sarelly son relacionadas?

A raíz de lo que pasó con Anna, el nombre de Yuya se volvió tendencia, pues muchos aseguran que la youtuber debe estar muy feliz de lo que está pasando con los productos de Sarelly, y es que en 2018, cuando la también empresaria sacó su marca de cosméticos, recibió críticas por los empaques y la misma Anna Sarelly denunció la mala calidad de los productos de Yuya.

Anna Sarelly ya respondió

Luego de que su nombre se hiciera tendencia, la influencer recurrió a Instagram para compartir un vídeo explicando lo que sucedió con su marca y agradeciendo a sus seguidores.

“Primero, porque si no hubiéramos sido un éxito, no estaríamos enfrentándonos a tantos pedidos”, valoró la youtuber regiomontana.

 

 

¿Quién es Anna Sarelly?

Sarelly tiene un canal de belleza en Youtube, en donde presenta tutoriales de maquillaje, pero también hace reseñas de nuevas marcas y sus productos y cuando llegó el turno de los de Yuya, dijo que la calidad no era buena.

Explicó que el principal problema fue con el servicio de paquetería, que daño varios de los envíos y que por esa razón algunos paquetes llegaron aplastados o simplemente no salieron de la mensajería.

Además, recordó que en diciembre pasado la Ciudad de México regresó a semáforo rojo, lo que ocasionó el cierre de empresas con las que estaba trabajando la logística de su producto. Insistió en que devolvería el dinero a quien lo solicitara, pese a que el producto fue entregado al servicio de paquetería, según insistió.

Más artículos