Louis Pasteur decía que existía más filosofía y sabiduría en una botella de vino, que en todos los libros y su sentencia más allá de ser una tremenda frase célebre, es un recordatorio del impacto que tiene esta bebida en nuestras vidas.

En toda Latinoamérica, los países que lideran en el ranking de producción de vino son Argentina y Chile, según un estimado de la OIV, que colocó a Italia y Francia como los principales productores en el mundo.

Chile, por ejemplo, destaca en vinos Cabernet Sauvignon, Sauvignon Blanc y Merlot, según estimados de la SAG, que colocaron a estos tipos de vino como los que más produce.

Con esto en mente, van cinco aspectos que debes saber antes de que abras tu próxima botella de vino, los mismos que puedes encontrar con mayor detalle de explicación y referencia de otros conceptos en obras como el Larousse de los vinos.

1. Las categorías del vino

El vino se clasifica en diversas categorías como reserva, que significa que la bebida se sometió a un proceso de maduración en barrica, que provoca la transformación del producto en uno que ofrece una experiencia al bebedor de gran valor, sobre todo en maridajes que buscan exaltar su sabor, es decir, consumiendo alimentos que ayudan a potenciar su sabor.

Marcas de vinos como Santa Helena, extienden sus categorías de Reserva a Gran Reserva, por ejemplo.

2. Maridaje

Este proceso de saber mezclar un vino con un platillo se llama así porque la mezcla debe permitir exaltar los sabores tanto del alimento servido, como de la propuesta de bebida.

De aquí que sea común que un vino blanco se maride con carnes blancas y un tinto con carnes rojas, debido a que los procesos de fermentación son más armónicos con las proteínas y cocinado de las mismas, así como los acompañantes de estas como pueden ser frutas, verduras o chocolates.

1. Procedencia

La procedencia de un vino es otro de los aspectos que no solo te remiten al viñedo origen de cada una de estas bebidas, sino a la reputación con que las marcas cuentan.

En Italia, regiones como Barolo se han convertido en una de las más importantes con productos como Zonin Chianti.

De España, Ribera del Duero es una de las regiones más representativas de este país en cuanto a producción del vino, por el carácter de la bebida que comercializa con marcas como Ninín, por ejemplo.

En América Latina, Santa Helena es una de las propuestas más importantes, pues se logra identificar con el consumidor gracias a su sabor característico de la región de el Valle Central en Chile, una de las zonas más importantes para la creación de vinos.