Una investigación de la Universidad de Harvard reveló que la forma en que el profesional se recupera se relaciona directamente con la manera en que se procesa la pérdida. Es decir, algunos se aferran a lo negativo que vivieron en su última experiencia y otros la aprovechan.

La gente exitosa es de las segundas, se recupera, continúa, crece, se enriquece y finalmente triunfa en lo que desea. Esto, como reacción a una situación de pérdida de empleo, pero en cuanto a la vida, ¿qué hace la gente para tener éxito?

La clave parece estar constituida por hábitos. Los hábitos son aquellas acciones que se repiten regularmente de forma inconsciente, no requieren tanta atención, esfuerzo o motivación para realizarlas.

Generalmente podemos contar entre los hábitos el cepillado de dientes, comer, beber agua, bañarse, etcétera, pero la gente exitosa tiene hábitos mucho más profundos.

Las claves

Se la creen, entienden el potencial que tienen y confían en que pueden lograr todo.

No se hacen nudos en la cabeza con cualquier tema y prefieren ser claros.

No se quedan en el pasado, viven siempre en el lo que viene.

Ponen límites, no ceden a cualquier cosa.

No les tiembla la mano en tomar decisiones.

Se aventuran a probar cosas nuevas.

Cuida su cuerpo, ya que por un lado es como un “envase” y por otro es una herramienta de trabajo.

Saben decir no cuando es necesario.

Son asertivos. Dicen lo que piensan cuando se les pide y con el fin de aportar.

Son conscientes de lo que saben y son buenos para hacer y lo que no, cuando no son buenos para algo, se rodean de gente que sea la mejor para eso.

Posponen sus recompensas, no esperan que los resultados se den de inmediato pero no desisten de ser constantes en algo sabiendo que lo mejor se da con esfuerzo.

Además de los hábitos también existen skills que la gente puede practicar desde ahora pero que pueden resultar determinantes en el futuro.