Definitivamente nuestro país es uno de los mejores en cuanto historia y tradición. Pero también, es donde más rico se come.

Esta es mundialmente conocida y reconocida, tanto que en 2010 fue nombrada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Debido a que es un modelo cultural completo que comprende actividades agrarias, prácticas rituales, conocimientos prácticos antiguos, técnicas culinarias, costumbres y modos de comportamiento comunitarios ancestrales.

Entre sus elementos básicos están el maíz, los frijoles y sobre todo el chile. Este se ha convertido en un producto emblemático de nuestro país.

Hoy existen 64 tipos diferentes de chile en todo el país, los cuales pueden degustarse frescos, deshidratados, cocidos o industrializados. Además estos los podemos encontrar pecosos, dulces o pimientos.

Y aunque México es rico en estos productos, estos pueden estar en peligro de desparecer.

De acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) el problema de su extinción radica en los cambios climáticos, las dificultades en su cultivo, la invasión de productos extranjeros, pero sobre todo en el cambio de hábitos de consumo que presentan los mexicanos.

La WWF asegura que existen 7 mil especies de plantas, sin embargo el 90 por ciento de nuestra dieta se basa en 15 especies de vegetales y ocho animales. Por ejemplo, 4 de cada 10 tipos de chiles verdes son productos nacionales, mientras que el 60 por ciento proceden de China.

Es por esto que te invitamos a conocer 4 estados de la república donde estamos seguros que cometas muy rico. Y al mismo tiempo estarás apoyando la gastronomía de nuestro país.

4 estados para comer delicioso:

El hermoso estado de Puebla cuenta con deliciosos platillos como los tradicionales chiles en nogada. Este es un chile rellenos de picadillo de res, bañado en salsa de nogada con granada y perejil. 

Aunque los chiles en nogada solo se disfrutan de julio a septiembre otro platillo muy característico de Puebla es el mole. Su combinación de chiles, chocolate y ajonjolí lo hace único.   

Por otro lado, la cocina en Yucatán diferente, por ejemplo, la cochinita pibil resalta por su sabor y preparación. Para su elaboración se envuelve en hojas de plátano la carne de cerdo adobada en achiote y se cocina en un horno de tierra. 

También sobresalen sus papaszules, panuchos y la sopa de lima, platillos que surgieron de la cultura maya. 

En Michoacán no solo podrás admirar su arquitectura, también podrás disfrutar de su gastronomía como las carnitas de Zitácuaro, la morisquet de Apatzongán, el pescado blanco de Pátzcuaro. Así como los dulces de Morelia y los chongos de Zamora. 

Cuando visites Veracruz encontrarás una gran variedad de platillos, pues su gastronomía se divide en cuatro regiones. La Huasteca que es al norte, la región central y las regiones Sotavento y los Tuxtlas al sur. 

No es raro que resalten sus caldos y sopas, además de sus guisos, pues en este estado sus ingredientes son camarones, jaibas, ostiones, pulpos, caracoles y mojarras.  

Una vez estando haya no olvides pedir las famosas acamayas. Camarones preparados con chipotle o ajo y chile de árbol.