Una pintura del artista Vincent Van Gogh fue robada hoy durante la cuarentena en un museo de los Países Bajos, mientras todos los recintos culturales permanecían cerrados como orden bajo el aislamiento obligatorio en el país del viejo continente.

Se trata del cuadro Jardín primaveral, la casa parroquial de Nuenen en primavera, pintada en 1884 y que era préstamo del museo de Groninger en Holanda, para el museo Singer ubicado en la localidad de Laren.

Formaba parte de una exhibición temporal que fue paralizada por la pandemia de coronavirus, sin embargo, se trató de la única obra desaparecida de toda la exposición, así lo declaró el medio El País.

Las autoridades del museo Singer explicaron que los ladrones entraron al recinto cultural alrededor de las tres de la mañana del lunes, forzando la puerta principal de cristal, y aunque la alarma sonó, los agravantes escaparon con la pintura antes de que llegara la policía.

LEE TAMBIÉN Conoce la nueva fecha para los Juegos Olímpicos 2021

Aunque los responsables del recinto indicaron que los sistemas de seguridad instalados cumplen con altos estándares, sin embargo, aclararon que pueden aprender algo de todo esto y mejorarlo.

El director del museo, Jan Rudolf de Lorm, publicó un video mostrando su enfado por el robo de la obra de Van Gogh, advirtiendo que no es posible que se haga a pesar de la situación tan complicada como la que se vive por el coronavirus, pues el director trabaja desde casa tal y como lo han pedido las autoridades de los Países Bajos.

La obra de Van Gogh sufre al igual que el museo

“Justo lo que no deseas como director y transmisor cultural. Un cuadro, además, pegado a la comunidad, porque Van Gogh vivió entre 1883 y 1884 con sus padres en Nuenen, donde el progenitor era pastor. El robo es terrible para el museo de Groningen, para el museo Singer y para todos nosotros, porque el arte es de todos. En especial en momentos difíciles como estos”, declaró de Lorm.

TE RECOMENDAMOS Ciudadanos podrán demandar a quien los contagie de COVID-19

La obra robada formaba parte de la exposición titulada Espejo del alma, de Toorop a Mondrain, la cual estaba planeada para mostrarse hasta el 10 de mayo, pero se suspendió indefinidamente debido al parón de actividades en todo el país por prevención al COVID-19.

Sin embargo, no se trata de la primera ocasión en la que ladrones consiguen robar de este museo, pues en el 2007, un grupo de ladrones sustrajo siete esculturas del jardín, incluyendo un molde de la famosa obra El pensador del artista francés Auguste Rodin, la cual apareció destrozada días después.

Regístrate a nuestro newsletter