La productividad laboral de México está prácticamente estancada desde 2017. Las cifras revelan que se mantuvo sin cambios durante el cuatro trimestre de ese año, de acuerdo con el último Índice Global de Productividad Laboral de la Economía (IGPLE).

El año pasado, las cifras de la OCDE revelaron los países en los que la hora de trabajo promedio contribuye más al PIB. Una hora de trabajo en México contribuyó con 20.5 dólares a la economía, mientras que en Irlanda esta contribución se reflejó en un promedio de 95.5 dólares.

La productividad es clave para la economía de un país, pero también para las finanzas personales, que generalmente en enero son bastante preocupantes, por lo que nunca está de más compartir consejos para combatir esto.

Gracias a los expertos en el tema, incluso podemos decir que hay 4 reglas definitivas para luchar contra la flojera y ser productivo:

Control mental

Las emociones juegan un papel fundamental, como regla debes identificar por qué no quieres hacer lo que tienes qué hacer y visualizar la manera de mejorar tu estado de ánimo.

Tim Pychyl, profesor de Psicología y miembro del Grupo de Investigación sobre Procrastinación en la Universidad Carleton en Ottawa, Canadá, dijo a The New York Times que “la procrastinación es un problema de regulación de emociones, no un problema de gestión de tiempo”. Es por ello que es tan importante que distingas lo que te impide sentirte bien y avanzar.

12 técnicas

Conoce paso a paso cómo puedes ser más ordenado y por tanto, más productivo, de acuerdo con el siguiente video:

Usa un método

Los investigadores siempre sabrán más que tú acerca del tema. El método Bullet Journal indica que se debe comenzar a escribir en las primeras páginas un índice, con tareas, fechas, y demás apuntes generales; después, tareas destinadas por mes con fecha marcada.

Luego, por día, más adelante por hora y finalmente designar las tareas y eventos con notas cortas para identificarlas fácilmente e ir tachando los avances.

Los dos minutos

A partir del método Getting Things Done (GTD), desarrollado por David Allen, surge una manera de erradicar la flojera y ser más productivo. Se trata de crear listas de tareas específicas para cada contexto y consiste en que si algo toma menos de 2 minutos realizarlo, hacerlo.

En lugar de postergar esas actividades sencillas, irlas acumulando y que al final impacten en la productividad, hay que hacerlas de inmediato.