Recibe factornueve.com en tu email

El movimiento Free Bitney y su importancia en la industria del entretenimiento

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Free Britney es un movimiento al que millones de personas se han sumado para exigir justicia por la cantante

Con el paso de los años, la imagen de Britney Spears ha cambiado en los espectadores y mucho han tenido que ver los medios en ello.

Britney libre
Britney Spears en los Billboard Music Awards 2016 celebrados en T-Mobile Arena en Las Vegas, EE. UU. UU. UU. UU. El 22 de mayo de 2016. Foto: Bigstock

Free Britney es la frase con la que millones de personas han exigido junto con la cantante justicia. Y este es un movimiento que no sólo busca quitar la tutela a la padre de la cantante, va más allá, es una muestra de dignidad hacía una persona que ha sido fuertemente criticada por los medios, al punto de tacharla como inestable mentalmente.

Comencemos por el inicio y un poco de contexto si no estás familiarizado con el tema. Britney Spears comenzó su carrera a muy corta edad por lo que era normal que sus padres, específicamente Jamie Spears estaba muy involucrado y pendiente de su hija. Sin embargo, con el paso de los años, el constante acoso que recibía la estrella por parte de la prensa, sumado a la presión social y mantener una imagen perfecta comenzó a provocar situaciones de estrés en la cantante en las que se le veía colapsar y lejos e recibir ayuda, los medios solamente tomaban fotos para después burlarse y hablar mal de ella.

Muchos años Britney fue tachada de mala madre, adicta e incluso que no contaba con sus capacidades mentales al cien por ciento, entonces, ¿Cómo pasamos de esa imagen tan negativa a pedir su libertad por compasión hacia la artista?

Una muestra de realidad

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Britney Spears (@britneyspears)


Al decir Britney Spears seguramente se nos viene a la mente sus vídeos musicales “Toxic”, “Oops i did it again” o “Baby one more time”. Aunque también recordaremos momentos como cuando se rapó y se fue encima de los paparazzis, es decir, tenemos en nuestra memoria los años dorados de la “princesa del pop” y cuando su carrera se eclipso por los constantes escándalos.

Pero lejos de esas dos caras, no conocíamos los contrastes de esa historia hasta que en el 5 de febrero de este año pudimos ver el documental Framing Britney Spears,  el cual nos mostró mucho más sobre la vida de Britney, su acenso a la fama y todo el sufrimiento que vivió por parte de su padre, ex parejas y el constante acoso de la prensa.

La prensa justamente juega un papel importante en toda la carrera de Spears, porque son ellos los que han decidido cómo y qué contar de su historia. Han lucrado con su dolor y humillaciones constantes al punto de hacerla esconderse en un restaurante mientras cargaba a su primer hijo en brazos y algunas lagrimas recorrían su rostro, hasta verla colapsar y raparse.

Los medios son poderosos y así como pueden lanzar a figuras a la fama, también pueden destruirlas. No vamos tan lejos, la misma Lady Di fue una de las víctimas del acoso por parte de los reporteros.

En el caso de Britney prefirieron mofarse de ella y vender el lado más morboso de su vida, y de una u otra forma la depresión y problemas que todo eso genero en Britney no sólo es culpa de su padre o la misma industria que resultaba ridículamente exigente , también es culpa de los medios y todos aquellos que compraban las historias.

Y ya ni hablemos de la imagen virginal y pura que los medios constantemente querían vender sobre Britney y que incluso su padre aprovechaba para explotar en sus giras, videoclips y conciertos. O de su imagen hipersexualizada con sus faldas de colegiala que cumplían los intereses de solo un sector masculino dentro de la industria.
Lo cierto es que Britney es una muestra más de cómo el sistema está diseñado por hombres, en el que las mujeres son vistas como objetos, sexualizadas, explotadas; y una vez que ya no les sirvan, las desechan. Suena cruel y muy crudo pero es una realidad.

 

#FreeBritney y su importancia en la industria

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Britney Spears (@britneyspears)

 

Desde el 2008 el padre de Britney, Jamie Spears ha tenido la tutela de Britney, al punto de no sólo ser responsable de sus finanzas, también decide si es capaz de ver o no a sus hijos y de su medicación acerca de su salud mental. Y aunque la princesa del pop ha buscado en repetidas ocasiones anular este acuerdo, no se le ha concedido. Incluso en noviembre del 2020 el   Tribunal Superior de Los Ángeles negó su petición.

De acuerdo a la información de la BBC del caso, esta es la primera vez en 13 años que Britney habla ante el tribunal para defender, expresando su deseo por recuperar su vida. Además de confesar que no se había sentido escuchada en mucho tiempo por parte del tribunal.

También mencionó que había recibido medicamentos muy fuertes sin su consentimiento.

 “Es una droga fuerte. Puede dañarte mentalmente si la consumes por más de 5 meses.  Me sentí dopada, ni siquiera podía tener una conversación con mi mamá o mi papá sobre nada. Me tenían con seis enfermeras diferentes ” , mencionó la cantante, de acuerdo a reportes de la BBC.

 

Y continua:

 “No solo mi familia no hizo nada, mi padre estaba totalmente de acuerdo… He mentido y le he dicho al mundo entero que estoy bien y feliz…   Estoy en shock. Estoy traumatizada … Estoy tan enojada que es una locura ” , comentó Spears.

 

La princesa del pop no sólo busca eliminar la tutela que tiene su padre, misma que desea sea un profesional, además de que un banco sea el encargado de manejar sus finanzas.
Pero lo realmente relevante de todo esto, es cómo la sociedad misma ha juzgado a Britney sin compasión, como resultado de una historia mal contada por parte de los medios y gracias a ello, abre camino a nuevas formas de consumir cantantes y artistas femeninas de una forma más saludable y humana.

Tal vez te pueda interesar:

9 factores que debes conocer, tras el anuncio de retiro que hizo Britney Spears

Más artículos